¿Cómo puedo salvar mi relación de pareja?

013Por: Arturo Chuctaya.

La relación con nuestra pareja es algo muy hermoso y apasionado cuando le dedicamos mucho amor, respeto y comunicación a esa relación. Pero en ocasiones hay agentes internos y externos que hacen que nuestra relación se vea afectada por estos agentes. Y cuando una relación llega a un punto límite la mayoría de las personas buscan una fórmula mágica o un consejo único que salve una relación que en muchos de los casos se encuentra perdida o ya lleva mucho tiempo en medio del conflicto y es evidente que una sola respuesta no es viable para solucionar todo lo que pasa en una relación.

Para salvar una relación, es muy importante la tolerancia, el respeto, la comunicación y el amor. Además una relación no se va destruyendo de la noche a la mañana. Existen detalles que dejamos pasar durante la relación que hacen que ésta se vuelva intolerante. No le damos importancia a pequeños factores y con el tiempo estos crecen y se vuelven amenazadores para nuestra relación de pareja.

Entonces, es importante mencionar los aspectos más destacados en la relación de pareja que nos ayudan a tener una sana convivencia y que pueden marcar la diferencia entre una buena o una mala relación amorosa.

1.- El respeto mutuo.

Este es uno de los temas más importantes en la vida de pareja, ya que respetar la opinión, las acciones y los ideales de cada persona es vital para una sana convivencia. Es muy importante tener presente que cada persona es producto de su propia historia, los valores, los principios y la experiencia de vida en cada persona es diferente y por lo tanto desarrolla personalidades totalmente diferentes, por lo mismo, podemos decir que cada uno en la pareja es una persona que piensa, actúa, siente y planea su vida con base a sí mismo, esto quiere decir que consciente e inconscientemente cada uno hace lo que le gusta y piensa que es lo mejor para sí mismo, lo cual no necesariamente es compatible con lo que piensa el otro miembro de la pareja.

Si lo que piensa, hace, dice o planea tu pareja consideras que no es lo que tú pensabas, lo que tú querías o lo que tú harías, efectivamente es que tu pareja es distinta a ti y por lo tanto las cosas para la otra persona pueden ser diferentes y por lo mismo tienes que aprender a respetar esas diferencias, claro que si son compatibles tú y tu pareja la vida es mucho más sencilla, pero si son incompatibles se necesita trabajar un poco más, pero la línea del respeto siempre tiene que estar presente.

2.- La convivencia.

En la vida diaria está el espacio necesario para construir el mundo de la pareja, el día a día permite que una pareja se conozca y trace el futuro de su relación, cada momento que se puede convivir con la pareja fortalece el vínculo de la relación, con la vida moderna, el trabajo, la economía, las responsabilidades, dejan poco tiempo para la convivencia, generalmente, la relación se traduce en tiempos cortos de convivir, por lo general son los fines de semana cuando la pareja esta junta y puede convivir, por lo tanto debemos aprovechar ese corto tiempo para conocer más a nuestra pareja. Esto es fundamental en una relación.

Desarrolla un conocimiento de tu pareja en esos pequeños detalles que no has tomado en cuenta hasta ahora, como el tipo de película que le gusta, su comida favorita, el tipo de flor que le agrada, el libro de su preferencia, su color de ojos, su forma de cogerte las manos, su forma de acariciarte, sus palabras más dulces, sus rituales para después de cenar o al momento de levantarse en las mañanas, etc. Cuanto más conozcas de tu pareja, mucho más aprenderás a tolerar y apreciar sus gustos. No se trata de cambiarlo, se trata de adoptarlos y fusionarlos con los tuyos. Verás que de eso resulta una muy buena mezcla a futuro.

3- El tiempo juntos.

Actualmente vivimos de forma muy  acelerada, tanto así que a duras penas nos da tiempo para nosotros mismos. Las parejas se van distanciando, ya que cotidianamente el tiempo que pasan juntos lo dedican más a discutir y revisar lo que hace falta o los compromisos que se deben cumplir, en vez de disfrutarse en pareja y buscar el sentirse bien mutuamente. Los pagos, los problemas de trabajo, los hijos, lo que falta en casa, los vecinos, tal parece que no queda tiempo ni espacio para estar en comodidad con la pareja, ya que el tiempo juntos está dedicado a la revisión de todos los problemas, tal pareciera que pareja es igual a problemas.

Aprende PNL y Logra tu éxito Laboral y Económico, Clic Aquí

Si el tiempo es tu problema, déjame decirte que más vale un tiempo corto de calidad que un tiempo en cantidad pero muy bajo en calidad. Aprende a separar muy bien los tiempos en cada acción que realices. Si estás trabajando pues dedica tu tiempo a esa actividad, pero cuando termina tu tiempo de trabajo y empieza el tiempo de la pareja, pues dedícalo 100% a tu pareja. No permitas que la modernidad, los problemas y el trabajo mermen tu relación de pareja. Tu familia vale mucho más que eso. No lleves los problemas a casa. Lleva amor y felicidad a tu relación de pareja. Disfruta cada momento con ella y siente la presencia del amor a cada instante, a cada minuto, en cada caricia.

4- Lo que le decimos a nuestra pareja.

La comunicación que se tiene en la pareja se va centrando en lo que la pareja no hizo o no logro lo que se le pidió, en todo aquello que nos parece mal hecho o mal decidido por la pareja, la comunicación se va relacionando más cada día con los reclamos y reproches y dejamos en el olvido las cosas que si hace bien, las cosas que nos agradan o que podemos reconocer que son buenas, que nos ayudan y brindan ayuda y comodidad en la vida de pareja o familia. El lenguaje cotidiano se va centrando en lo malo de sus relaciones o en lo que no les gusta, sin embargo cuando se trata de ver lo bueno, todo se dificulta y de inmediato recordamos más cosas malas que buenas; le damos un espacio muy grande a lo malo y un espacio muy pequeño a lo bueno.

Desde hoy enfócate 100% en las cosas buenas de tu pareja. Ten en cuenta que nadie es perfecto e incluso tú tienes muchos defectos pero aun así esa persona está contigo. La comunicación que hoy vayas a tener en casa con tu pareja, llévala a buen puerto siempre enfocándote en lo bueno de tu compañero o compañera. Intenta por todos los medios posibles de no criticar ni discutir con tu pareja sobre sus defectos. Sé que eso es difícil, pero, de eso se trata la relación y el amor, de conocer a nuestra pareja y aceptarlo con sus defectos y virtudes.

5- El mejor momento para discutir o para revisar los problemas.

La gran mayoría de las parejas se ”sacan sus trapitos al sol” en medio de las peleas, sin darse cuenta que muchos de los problemas quedan al margen de la discusión, esto quiere decir que a veces hay pelea pero ni siquiera están muy seguros de porque pelean, ya que el tema no son los problemas en sí, el tema es ver quién es el culpable, se revisa arduamente las responsabilidades de lo que se hace mal y de lo mal que nos hace sentir, lo que nos afecta lo que hace el otro, en pocas palabras estamos viendo “todo lo que hace mal la otra persona” hasta que la logramos ver como el enemigo de nuestra vida. Lo más paradójico es que nos convertimos en la peor parte de la relación, que es ser el juez y parte de los problemas, pero no la solución, ya que el problema ya ni se revisó, mucho menos se llegó a una solución.

Aprende PNL y Logra tu éxito Laboral y Económico, Clic Aquí.

Bien dice el dicho que para iniciar una discusión se necesita de dos testarudos. No seas tú uno de ellos. Intenta por todos los medios de no iniciar una discusión. Mucho menos hagas una discusión por el tema “A” y al final termines por el tema “J”. Las discusiones en pareja muchas veces son inevitables, pero tú tienes el control de terminarlo en el momento que tú desees. Sólo tú puedes decidir si acabas esa discusión o si lo sigues alimentando para sacar todos los trapitos al aire. Es tú decisión… ¿Qué escogerías?

6- Los gritos, los insultos son los primeros síntomas de la violencia.

Las relaciones de pareja están plagadas de mal entendidos, y fácilmente se llega a los gritos y los insultos, que son una forma de “desesperación” al no encontrar otra forma de que se nos entienda, o que se nos complazca, también es una forma de buscar el control de la relación, es una forma de mostrar la frustración y el enojo. Es muy imperante aprender a calmar a la pareja, también debemos saber qué cosas hacen de una discusión un tema que se sale de control y por lo tanto tiene mucha importancia ya que nos ayuda a hacer cosas que sabemos que solo van a empeorar las cosas. La comunicación a gritos es la peor estrategia para comunicarse con la pareja, pero desgraciadamente es la más usada.

Todos tenemos caracteres distintos, pero si tú eres una persona que usa los gritos como defensa en una discusión, déjame decirte que con ello no conseguirás nada. Lo único que conseguirás con los gritos es enfermarte más y en el corto tiempo destruir tu relación de pareja. Si por el otro lado, tu pareja es la que utiliza este medio para resolver una discusión, pues enséñale a dialogar sin gritos. La comunicación es muy buena entre la pareja al igual que las negociaciones. No tiene que ganar uno de ellos en una discusión, la verdadera negociación o la mejor forma de solucionar una discusión es cuando ambos ganan. Desarrollen sus diferencias, discútanlo civilizadamente, sin gritos, y busquen la mejor solución en donde ambos se sientan ganadores, en donde ambos respeten los puntos de vista de cada uno.

7-Existen personas que nos pueden ayudar.

Si las discusiones y las peleas alcanzan una constancia muy repetitiva e incluso ya se pasaron los límites de la tolerancia y el respeto, es importante saber que hay especialistas que nos pueden ayudar a solucionar las cosas. En ocasiones las parejas solas intentan resolver sus diferencias, pero tal vez solo empeoran las cosas y si bien las intentan solucionar solo postergan la pelea, pero no logran la solución, por ello es mejor recurrir a un consejero matrimonial para encontrar una guía que ayude a ésta solución.

Dale Clic Aquí si quieres saber como ganar dinero cada 30 minutos

Es necesario mentalizarse para encontrar las soluciones, ya que no existen “recetas mágicas” que se pueden aplicar a todos los casos, las recetas se construyen caso por caso, ya que cada pareja cuenta con su dinámica y sus propios conflictos y es justo el papel del terapeuta ayudar a encontrar la soluciones de cada pareja.

Si vives o estás en una relación donde existen problemas como los descritos, o alguien cercano(a) a ti está en una situación como esta, es necesario que hables con un terapeuta, ya que el camino para sanar puede estar en sus manos y en las tuyas.

“La suprema felicidad de la vida

es ser amado por lo que uno es,

o mejor dicho,

ser amado a pesar de lo que uno es.”

                                                                                                           (Victor Hugo)

 

//

Anuncios

Acerca de Lic. Arturo Chuctaya

El Lic. Arturo Chuctaya es Administrador de Negocios Internacionales egresado de la Universidad de San Martín de Porres en Perú. Asesor de empresas particulares y organizaciones no gubernamentales. Docente, escritor de vocación y conferencista en motivación y desarrollo personal. Actualmente es Gerente de Marketing y Publicidad en la empresa CADHIS, en donde además de otras funciones, capacita equipos de ventas en programas de innovación educativa. Es también Gerente General de la empresa Ceka Consulting S.A.C. dedicada a la consultoría y gestión empresarial, construcción y servicios generales. Es Blogger y Networker brindando servicios de tutoría en temas empresariales como administración, emprendimiento, ventas, marketing, marketing multinivel; y en temas de superación, empoderamiento y desarrollo personal.
Galería | Esta entrada fue publicada en Actualidad, Curiosidades, Salud y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¿Cómo puedo salvar mi relación de pareja?

  1. Geraldyne dijo:

    Mun bueno. Lo recomiendo…

    Me gusta

  2. Pingback: ¿Cómo saben si ustedes o alguien que conocen es un niño o un adulto Índigo o Cristal? | Arturo Chuctaya

  3. Pingback: El arte de negociar con tu pareja | Arturo Chuctaya

  4. Pingback: 18 Secretos de las parejas que se aman toda la vida | Arturo Chuctaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s